El teléfono rojo de calle Nueva York

19 04 2014

¿Te pasa que cuando ves una fotografía tomada hace mucho tiempo, te sorprenden los cambios en los lugares y/o las personas fotografiadas?

Dependiendo de cuánto hayan cambiado …

Reconozco que me encanta ver fotos antiguas de lugares conocidos, más aún cuando es posible apreciar el “antes y después”. En cada ocasión trato de ver detalles que evidencien el cambio, en especial para fotografías tomadas décadas antes. En el fondo, esas fotos antiguas bien compuestas y expresivas, me son innegablemente atractivas cuando se trata de lugares que conozco.

Pero hace pocos días me tocó enfrentarme a un caso en el que yo mismo fui el fotógrafo de las imágenes antes y después.

Hace cerca de 10 años hice una toma interesante de la Calle Nueva York, en el centro de Santiago de Chile. Esta corta calle peatonal, se caracteriza por tener su propio estilo e impronta. Sus añosos y omnipresentes adoquines, el par de fuentes que luce, y en especial, los clásicos edificios que la flanquean, son parte de la identidad que todos los santiaguinos rápidamente asignamos a este ícono de nuestra ciudad.

Por lo mismo, en esa ocasión hace varios años (año 2003), quise destacar algo de lo clásico de esta calle, a su vez, buscando iluminaciones y coloridos que dieran la sensación de ser una calle tradicional. El resultado de esa sesión de fotos fue más que positivo, e incluso, pocos tiempo después, la reconocida revista mexicana Escala, dedicada a viajes y destinos, eligió una de estas fotografías para uno de sus reportajes destacados, dedicado precisamente a Santiago Tradicional.

Artículo en Revista Escala (México, 2007)

Esta fotografía tiene como protagonista un teléfono público de un rojo contrastado con el entorno más grisáceo de los edificios. Si bien, el teléfono puede haber dado un tono tecnológico a lo que buscaba ser una escena urbana más tradicional, ese mismo elemento tecnológico ya se transforma en parte de la historia pasada, debido a la avasallante presencia de la telefonía móvil, la cual hizo de estos aparatos algo obsoleto en años recientes.

Fue precisamente en este mismo punto en el que me detuve hace pocos días. Recordé esa foto original y me encontré de frente con el panel que sostenía ese teléfono. El tiempo y la historia dejaron su huella en apenas una década, ayudado por aquellos aprovechadores del espacio para poner avisos.

Calle Nueva York. Abril 2014

Calle Nueva York. Abril 2014

Fácilmente podría tender hacia lamentar el deterioro del que fue el protagonista de la foto publicada originalmente, pero la verdad es que es también cierto que en cualquier contexto urbano, el cambio es a veces más esperable que la inmovilidad.

… y, justamente,  para congelar una escena en el tiempo, tengo las fotografías de hace una década.