En busca del ángulo e iluminación ideal … en Punta del Este

13 04 2012

Alguien podría comentar: “… ¿Ideal para qué?”

Sin duda, estoy de acuerdo. La composición y exposición “ideal” es un concepto en cierto grado subjetivo, ya que depende de qué se quiera lograr.

Playa Mansa, Punta del Este, UruguayBueno, este es un caso particular que vale la pena compartir.

Me encontré revisando unas fotografías que hice hace unos años en Punta del Este, Uruguay. Un viaje y un lugar simplemente extraordinarios. Las oportunidades fotográficas abundan y es cosa de estar listo con cámara en mano cuando las condiciones se presentan con la mejor luz.

¿Fotos de playa? Oportunidades sobran. Imagínate una península que apenas cubre unas 4 cuadras de ancho, otras 10 de largo y rodeada de playas a cada flanco de esta entrada en mar. ¿Más playas? Visita alguna de las islas inmediatas, como la Isla Gorriti.

En fin, oportunidades de fotos, por millones.

Pero dentro de estas oportunidades, a los fotógrafos de viaje, nos interesa capturar – entre otras varias cosas – los íconos reconocibles del lugar. Monumentos, iglesias, escenarios naturales, etc.

Nada nuevo en eso.

Graffiti en el monumento de la mano, Punta del Este, Uruguay

Graffiti en el monumento de la mano, Punta del Este, Uruguay

Pero el desafío que enfrenté en ese viaje se podía anticipar Uno de los íconos más reconocidos de Punta del Este es el monumento de la mano que está en la playa brava, la playa oriental de la península. Es un lugar totalmente reconocido por todo el mundo que sabe algo de Punta del Este, por lo que era evidente incluirlo en las fotos de la visita.

Pero la realidad en directo planteó condiciones que no facilitarían obtener la foto. Apenas me acerqué a estos característicos dedos, me encontré con graffiti cubriendo prácticamente todas las superficies visibles. Manchas de pintura nueva, cubriendo graffitis anteriores, complementaban una combinación que deslucía tremendamente este reconocido monumento.

Pero irme sin una foto de esta mano no era una opción, por lo que barajé dos posibilidades. La primera, recurrir a a Photoshop para hacer desaparecer digitalmente las manchas, tal como ya lo había hecho anteriormente con el Vapor Amadeo, en la Estancia San Gregorio, a orillas del Estrecho de Magallanes. Pero en esa ocasión, al igual que en esta, mi principal medio de captura era diapositivas, por lo que opté por buscar un ángulo e iluminación que me permitieran reducir, o derechamente, esconder estas manchas.

Entonces, primero calzar con condiciones de luz que ofrezcan alternativas de luz-sombra para poder jugar con ellas. Y segundo, buscar un ángulo en que las sombras naturales permitieran disminuir o esconder las manchas.

Fue así que volví más tarde, cuando el sol se acercaba más al horizonte, para buscar ángulos en los que los dedos estuviesen marcadamente en sombras y ver cómo poder componer alguna foto – idealmente sin gente, lo cual fue otro desafío de paciencia – para finalmente llevarme mi recuerdo icónico de Punta del Este.

El mejor resultado de esa sesión, en las siguientes dos fotografías.

Monumento "Hombre Emergiendo a la Vida", Punta del Este, Uruguay

Monumento "Hombre Emergiendo a la Vida", Punta del Este, Uruguay.
Foto original de diapositiva Fuji Velvia 100.

Monumento "Hombre Emergiendo a la Vida", Punta del Este, Uruguay

Monumento "Hombre Emergiendo a la Vida", Punta del Este, Uruguay
Foto original de diapositiva Fuji Velvia 100.

Anuncios