Pescando con Mosca en Chile Central

22 12 2011

Pesca con Mosca en Chile CentralVia Flickr:
Paul concentrado presentando una mosca seca en la cola de un pozón del Río Claro de la Sierra Bellavista.

Cuando aparecen reportajes y en especial fotos de pesca con mosca en Chile, el sur es prácticamente omnipresente. Su interminable diversidad de destinos, posibilidades, alternativas, sabores, etc. hacen que sea siempre tan evidente asociar esta apasionante actividad, con el intenso verde austral.

Pero confieso un profundo lazo con la Zona Central de Chile. Habiendo crecido y vivido aquí toda mi vida, y aún pasando muchas semanas al año recorriendo los exuberantes rincones Patagónicos, algo me atrae de Chile Central, más que las palabras.

Cada vez que recorro uno de los numerosos pequeños ríos, que escalón a escalón, se llevan las aguas de la alta cordillera al valle central, siento que estoy en casa.

Mientras estoy sentado al computador, escribiendo estas líneas, puedo sentir, e incluso oler, ese característico olor de las aguas Cordilleranas bajando ruidosamente por un corte serpenteante entre las montañas.

Esas mismas aguas que alojan pequeñas, pero hermosas truchas, que aun siendo especies foráneas, introducidas hace más de un siglo, en mi concepción de estos ríos son parte integral y fundamental.

En estos mismos ríos, en que he compartido aventuras y anécdotas con algunos de mis mejores amigos, es donde – me imagino – muchos de los lectores también han vivido experiencias inolvidables.

Esta foto es de una de esas ocasiones, quizás no hace tanto tiempo. Aparece mi amigo Paul, concentrado en seguir el derive libre de una mosca seca presentada en la sección final de un largo pozón. El río, obviamente se llama “Claro”, como tantos otros que recorren nuestra geografía. Pero a la vez, obviando lo común de su nombre, tiene su propia personalidad.

Anuncios




Doble HDR

4 12 2011

Hace un tiempo ya toqué el tema de las técnicas para manejar alto rango dinámico de exposición en fotografía, incluso mencionando en otras varias ocasiones mi histórica preferencia de usar filtros GND para balancear los extremos luminosos de una escena.

Sin ánimo de volverme técnico – nuevamente – en esta ocasión, prefiero simplemente compartir una escena que presencié en las afueras de Talca, en plena Primavera 2011, en que se conjugaron a la perfección las hermosas flores del campo, algunas nubes precisamente ubicadas en el horizonte, y la última hora de sol de aquel día.

Las primeras mediciones de luz, en que incluí el sol en el fondo y las flores, ya sin sol, en primer plano, evidenciaron que la diferencia de luminosidad haría imposible captar todo en una sola toma.

Entonces, rápidamente agregué mi favorito filtro GND 3-stop hard-edge, modelo Galen Rowell y fabricado por Singh-Ray (GND o en este caso: “HDR 1”). Con este filtro ya logré equiparar un poco más el gran rango de luces de estos extremos, pero aún parecía demasiado.

Pradera en el Maule al atardecer

Así que recurrí a la segunda herramienta obvia: exposiciones en bracketing con 2-stops de separación de exposición (HDR 2), para luego juntarlas en el computador por medio de un proceso de mapeo de tonos (tone-mapping). En simple: GND + HDR. Sumando estas dos técnicas, logré un tremendo resultado que recién pude ver terminado al estar en el computador.

Hice varias composiciones, pero ésta es una de las que más me gustó, porque además capturé el contorno de las flores iluminadas por el sol en el fondo.

Pradera en el Maule al Atardecer

Viendo alguna forma de complementar este resultado, además de cambiar el formato de la composición, de una foto horizontal, a una vertical, hice nuevas pruebas. La primera, con el mismo tipo de exposición que la anterior en formato horizontal. Pero luego intenté algo distinto, aprovechando que las nubes cambiaban su filtro sobre el sol en la medida que éste se iba poniendo. Decidí agregar un flash de relleno para levantar las flores de primero plano.

Pradera en el Maule al atardecer

Pradera en el Maule al atardecer. Fotografía lograda con tres tomas en diferente exposición y combinadas con software HDR. Además, filtro GND 3-stops hard-edge y trípode.

Pradera en el Maule al atardecer

Pradera en el Maule al atardecer. Imagen lograda con filtros GND 3-stops hard-edge, y además con flash de relleno.

¿Conclusión? Bueno, finalmente me quedo con la sensación clara de que hay ocasiones en que el HDR de computador resulta un complemento perfecto a técnicas con filtros y flash para lograr exposiciones balanceadas con escenas de alto rango de iluminación y que siempre vale la pena probar algunas alternativas diferentes en el mismo lugar, para luego decidir cuál logró la mejor rendición de las reales sensaciones del momento.